Glasgow

Procedente de una magnífica tradición comercial, la reencarnación de Glasgow del siglo XXI ha visto cómo la ciudad reactivaba su espíritu con edificios ultramodernos y boutiques de categoría. Quizá es esta nueva atmósfera refinada lo que hace que se la vote una y otra vez como la mejor ciudad del Reino Unido.

El tiempo que se pasa en Glasgow es un tiempo de constante interés y entretenimiento gracias al gran número de museos en la ciudad y a la vibrante escena musical. Aunque en esta gran metrópolis urbana es igual de fácil encontrar solaz en las grandes zonas verdes que disfrutar en los siempre animados bares de la ciudad.

Como el segundo destino turístico más visitado de Escocia, Glasgow cuenta con una gran cantidad de magníficas vistas y edificios históricos. De hecho, uno de los más históricos es la catedral de Glasgow. Las agujas góticas de esta estructura sagrada datan del siglo XII y sus arcos marrones oscuros y el tejado verde menta forman una impresionante silueta en el perfil de esta ciudad escocesa.

También puede admirar un imponente ejemplo más reciente de la arquitectura victoriana en las Cámaras de la ciudad de Glasgow. La fachada de columnas de simulado estilo románico y las recargadas cúpulas están a la altura de la grandeza de su interior. Dentro, los detalles están adornados con escaleras de mármol, mosaicos dorados y coloridos murales.

Volviendo a la época actual, en Glasgow también encontrará varios edificios de grandes dimensiones y diseños radicalmente modernos. El principal es el Clyde Auditorium, una estructura de metal plateado de forma arqueada que recuerda a la Ópera de Sydney. Se ha convertido en una proyección icónica del Glasgow moderno y su enorme parte frontal de cristal sirve de entrada al gran auditorio para populares exhibiciones y conciertos.

De un modo similar, el Clyde Arc ha llegado a convertirse en el símbolo del resurgimiento del estilo sorprendentemente contemporáneo en Glasgow. Construido en 2006, este puente tiene un enorme arco metálico con una red entrecruzada de cables en suspensión visible desde kilómetros a la redonda.

Otra imponente estructura moderna es el Museo Riverside. Este edificio, construido en 2011, cuenta con un asombroso diseño de líneas ondulantes de hormigón colocadas sobre láminas de cristal tintado en negro. Además de ser un fascinante ejemplo arquitectónico, la estructura alberga al Museo del Transporte de Glasgow, donde podrá ver colecciones que incluyen trenes y autobuses vintage, así como una recreación completa de una estación de metro.

Uno de los principales lugares para actividades artísticas en Glasgow es la Galería de arte moderno. Esta galería, situada en un edificio neoclásico del siglo XVIII, cuenta con salas espaciosas y amplias perfectas para apreciar las sutilezas del arte moderno. Muchas obras de arte famosas de autores como Hockney y Warhol se encuentran aquí, donde los artistas escoceses también están muy bien representados.

Sobre el tema artístico, otro lugar especialmente popular para visitar es el Museo y galería de arte Kelvingrove. Este gran centro cultural también se encuentra, como le corresponde, en un edificio magnífico que data del siglo XIX. Sin embargo, sus obras de arte abarcan un periodo de tiempo mucho más amplio y cuenta con sorprendentes y maravillosas piezas de Rembrandt, Dali y Van Gogh.

El People’s Palace (palacio del pueblo), que destaca la historia de principios socialistas de Glasgow, se construyó para crear un centro de exposiciones para el gran número de personas pertenecientes a la clase trabajadora corriente de la ciudad. Su magnífico trabajo de albañilería victoriana y el enorme invernadero de cristal son los lugares donde se celebran las exposiciones que describen la vida de los trabajadores locales de Glasgow.

Hay más de 100 parques por todo Glasgow y dos de los más interesantes y atrayentes son los Jardines botánicos y el Fossil Grove (bosque petrificado). Visite los Jardines botánicos y paseará entre palmeras tropicales, resplandecientes flores y recargados y brillantes invernaderos. Por otra parte, el Fossil Grove es increíblemente fascinante por su bosque petrificado con tocones de árboles con una antigüedad de 330 millones de años, y que son el único ejemplo de este tipo en el mundo.

Glasgow fue nombrada Ciudad de la música de la UNESCO en 2008 y es la tercera ciudad en Europa a la que se le otorga este honor. Por supuesto, con semejante reconocimiento se puede esperar encontrar una vida nocturna increíblemente variada y vibrante como acompañamiento a una música espectacular.

En concreto, Glasgow tiene un ambiente de rock independiente muy potente y el King Tut’s Wah Wah Hut es el lugar en el que Oasis y la banda local Glasvegas fueron descubiertos. Aunque el Barrowland Ballroom también es de visita obligada. La acústica de este lugar, originariamente construido para escuchar música de orquesta en directo y para bailes de salón, ha sido muy aclamada, además de su inusual pista de baile con resortes. Estas características hacen que Barrowland sea actualmente un gran punto de encuentro para las bandas de rock. De hecho, Metallica y Alice in Chains lo han elegido como uno de los mejores lugares para actuar.

Cuando se trata de beber en lugar de bailar, Glasgow está dividida en prácticos barrios, cada uno con su propio carácter único. Por ejemplo, Sauciehall Street y el West End es donde hay que ir si se busca una atmósfera bulliciosa y una amplia selección de bares y pubs tradicionales. Aquellos con gustos más refinados quizá prefieran los bares de categoría en Merchant City. Este área, que se encuentra cerca del campus de la Universidad de Strathclyde, tiene una buena variedad de gastropubs y coctelerías, además de una animada zona de ambiente gay.

Pero seguramente las veladas más culturales se ofrecen en el Theatre Royal. En este gran edificio de color crema y blanco se presentan fantásticas representaciones tanto de producciones del Ballet escocés como de la Ópera escocesa.

En cuanto a restaurantes internacionales, uno de los más famosos por su refinada comida es The Chardon D’Or. Su fama se debe a que lo lleva Brian Maule, el antiguo compañero del importante chef televisivo (y nativo de Glasgow) Gordon Ramsay. La decoración es de un estilo refinado y sencillo mientras que los menús son una apuesta atrevida con ingredientes llenos de sabor perfectamente elaborados.

Si busca una oferta de menor categoría, también puede disfrutar de la cocina internacional ofrecida en los numerosos restaurantes chinos e indios que se encuentran repartidos por toda la ciudad. De hecho, a Glasgow se la conoce, a menudo, como la "Capital del Curry" del Reino Unido, haciendo referencia a la gran calidad de la oferta de comida india. Uno de los restaurantes indios más famosos es The Shish Mahal, ¡donde incluso se dice que se inventó el popular plato Chicken Tikka Massala en los años 60!

Si nos aferramos a raíces escocesas más tradicionales, The Ubiquitous Chip está especializado en crear platos con productos frescos locales del gran número de zonas de granjas que rodean a las grandes ciudades de Escocia. Y una forma incluso más barata de probar la comida del Reino Unido consiste en visitar los locales de fish ‘n’ chip de Escocia tan bien considerados, en busca de un pescado fresco rebozado que se deshace en la boca. Además, si se atreve, puede probar las delicias fritas tan poco saludables (¡pero apetitosas!) que se ofrecen en Glasgow, ¡entre las que se incluyen las barritas Mars fritas, pizzas y kebabs!

Glasgow se está ganando rápidamente una gran reputación como zona de compras de categoría con una selección de boutiques de diseñadores verdaderamente grande. Para que se haga una idea de lo cosmopolitas que se han vuelto las compras, Glasgow es ahora la segunda ciudad del Reino Unido en el sector de las compras, después de Londres.

Por ejemplo, el elegante centro comercial Princes Square se encuentra situado alrededor de un jardín del siglo XIX y cuenta con importantes marcas de moda como Vivienne Westwood, Lacoste y Reiss. El centro queda ubicado en Buchanan Street, la 7ª calle más cara de venta al por menor del mundo. Como es de esperar, esto supone que, en la zona, se pueda elegir entre una gran cantidad de otras marcas importantes entre las que se encuentra Apple, Zara y John Lewis.

En lo referente a grandes proyectos de renovación, el St. Enoch Centre es otro lugar de compras en el que disfrutará pasando su tiempo. Este gran centro comercial se ha diseñado para ser amplio y espacioso, con grandes techos de cristal y relucientes suelos de piedra. Aquí también hay una gran selección de marcas, como Debenhams y H&M.

Tampoco se trata de gastar siempre a lo grande en Glasgow, ya que en el Barrowland Market, situado alrededor del edificio Barrowland Ballroom, encontrará una gran selección de puestos que ofrecen fruta y verduras frescas, además de ropa y aparatos eléctricos, todos a precios muy baratos.