Manchester

Manchester se enorgullece de ser extraoficialmente la segunda ciudad del Reino Unido. Pero la verdad es que aporta al norte parte de ese carácter propio de Londres. Esto se hace evidente en los magníficos edificios clásicos de ladrillos rojos y en los fascinantes museos. Los animados bares a la ribera del río, las boutiques de diseñadores y la cocina internacional también dejan ver su desafío a la capital de Inglaterra.

Pero es en la cultura donde Manchester realmente se luce. Esta ciudad, con una legendaria escena musical, resulta ser un lugar profundamente creativo donde la inspiración artística está viva en todos los rincones.

Muchos de los edificios más impresionantes se construyeron durante el siglo XIX, periodo en el que Manchester fue una importante ciudad industrial del norte. Afortunadamente, aún siguen ahí, orgullosos, para que podamos admirarlos cuanto nos plazca.

Por ejemplo, el Manchester Town Hall fue construido en 1877 y sigue siendo la sede central del ayuntamiento de Manchester y de los departamentos del gobierno local. Visítelo y quedará impresionado por la oscura mampostería y las afiladas agujas de su estilo neogótico, mientras que, en su interior, el Great Hall está bellamente iluminado por arañas que dan luz a coloridos murales.

Aún más antigua es la catedral de Manchester, con una historia que se remonta al siglo XV. Durante más de 400 años se llevó a cabo una continua construcción y renovación en la catedral que ha dado lugar al intrincado estilo gótico y una enorme nave interior que podrá admirar cuando la visite.

De un modo fascinante, Manchester también se ha labrado una posición cultural única ya solo por el número de bibliotecas históricamente significativas que hay en la ciudad. Este es el caso de la John Rylands Library, vinculada a la Universidad de Manchester. Su interior tiene un estilo recargado muy similar al de una iglesia, mientras que sus viejas estanterías de madera alojan algunas primeras ediciones increíbles, como papiros bíblicos, ediciones de Caxton e incluso la primera tirada del Ulises.

Para no ser menos, la Chetham’s Library data de 1653 y es la biblioteca de referencia libre más antigua en el Reino Unido. Si pasea por el elegante edificio de ladrillos rojos del siglo XV llamado Baronial Hall, podrá ver los mismos libros que Karl Marx y Friedrich Engels leyeron cuando se encontraban allí. Por el contrario, la Central Library, neoclásica y circular, es mucho más nueva. Se construyó en 1934 pero, así y todo, cuenta con impresionantes colecciones relacionadas con Elizabeth Gaskell y la historia del teatro de Manchester.

Explora la riqueza patrimonial de Manchester en el MOSI (Museo de Ciencia e Industria), un museo que explora dónde empezó el mundo moderno y muestra el impacto que han tenido en nuestras vidas la innovación científica y tecnológica de Manchester. Continúa descubriendo el patrimonio de Manchester en el People’s History Museum: un centro nacional para la recopilación, conservación, interpretación y estudio del material relacionado con la historia del pueblo obrero en el Reino Unido. Un consejo de Jet2.com: estos son solo dos de los más de 60 museos y galerías de arte que se pueden visitar en Manchester y, además, ¡la mayoría son gratuitos!

Indaga aún más en Manchester y su historia realizando una visita guiada a pie por la ciudad. También se organizan regularmente visitas temáticas a pie, como la ruta The Gangs of Victorian Manchester, Pub Walk: Rochdale Canal Towpath y la visita al cementerio del sur.

El panorama musical de Manchester es conocido a nivel mundial y la ciudad ofrece una variedad de locales de música en vivo, desde el Manchester Arena y el The Bridgewater Hall hasta locales más pequeños e íntimos como Band on the Wall y The Deaf Institute.

Deporte

Manchester siempre ha sido sinónimo de deporte, sobre todo después de albergar con éxito los Juegos de la Commonwealth de 2002. Además, cuenta con dos de los clubs de fútbol más importantes del mundo, el Manchester United y el Manchester City, en cuyos estadios podrás realizar impresionantes visitas de todas las instalaciones durante todo el año. Otras instalaciones deportivas de primer orden son el Emirates Old Trafford, hogar del Lancashire County Cricket Club, el Centro Acuático y el Centro Nacional de Ciclismo. El Museo Nacional del Fútbol, que abrió sus puertas en julio de 2012, alberga la mejor colección de objetos y archivos futbolísticos del mundo y su entrada es gratuita los siete días de la semana. Manchester es una ciudad deportiva de categoría mundial y también ha albergado baloncesto NBA y la Copa Mundial de Rugby League. En 2015, Inglaterra será la nación anfitriona de la Copa Mundial de Rugby Union y se celebrarán varios encuentros en el estadio Etihad de Manchester.

Aquí es donde el Manchester Museum tiene una gran y merecida reputación. Alojado en un espléndido edificio neogótico similar en estilo al Manchester Town Hall, el museo exhibe una gran variedad de artefactos, entre los que se incluyen un fósil de un Tyrannosaurus rex, antiguos arcos, colecciones de mariposas y ranas vivas.

En el Museo imperial de la guerra del norte y el Museo de historia de la gente, le impresionarán exposiciones históricas similares. El museo de la guerra se encuentra en la increíblemente moderna estructura metálica del MediaCityUK (donde tiene su sede la BBC) junto a las brillantes aguas del Muelle de Salford. En su interior, se encontrará con enormes aviones a reacción, tanques y cohetes que datan desde la Primera Guerra Mundial hasta la Guerra del Golfo de los años 90. Por otra parte, el Museo de historia de la gente está centrado en todo lo referente a la política, como es la progresión de la democracia en Gran Bretaña a través de los movimientos sufragistas y sindicalistas.

La ciudad también tiene un trasfondo artístico muy gratificante, como queda de manifiesto en las elegantes y contemporáneas líneas del edificio The Lowry. Sus galerías son un homenaje a L. S. Lowry, que podría decirse que es el pintor más popular del norte, un pintor que infundía drama en sus obras de arte engañosamente simplistas. La Galería de arte Whitworth también merece una visita, ya que cuenta con obras maestras de famosos artistas como Henry Moore, Francis Bacon, Vincent Van Gogh y David Hockney.

Sin embargo, es cierto que los niños seguramente preferirán las actividades más ligeras y más dirigidas a la diversión que tienen a su disposición en Manchester. Si visita la ciudad en familia, diríjase al Centro de descubrimiento Legoland en el centro comercial Trafford Centre. Su cine en 4D y sus coloridos personajes seguro que deleitarán a los pequeños, aunque lo más probable es que a los niños de mayor edad les impresione más el Museo del fútbol nacional, que incluye exposiciones de fútbol de toda Europa, además del trofeo FA Cup más antiguo que aún se conserva.

Por supuesto, siempre podría ver un partido de fútbol en acción con los importantes equipos de fútbol Manchester United y Manchester City. El estadio Old Trafford del Manchester United merece una mención especial por su capacidad de 76.000 espectadores que, una vez en su interior, ofrece una impresionante panorámica y puede visitarse los días que no hay partido.

La vida nocturna de Manchester es legendaria y cuenta con un sinfín de bares, pubs y clubs. Manchester ofrece varias zonas diferentes que puedes visitar, como Deansgate Locks, una selección de bares situados en los antiguos pasajes abovedados ferroviarios junto al canal Rochdale. Más arriba de la calle se puede disfrutar de un cóctel en las alturas del Cloud 23, que ofrece vistas al perfil urbano de la ciudad o en el Alchemist, situado en Spinningfields, donde también encontrará animados locales nocturnos como el Australasia y el The Oast House. A poca distancia a pie, hay multitud de bares y restaurantes de cadenas famosas ubicados en el complejo Printworks.

El barrio de Northern Quarter propone una noche diferente y alberga pubs y bares de cócteles independientes repartidos por casi todas las esquinas. El Odd Bar ofrece cervezas continentales mientras que el Terrace y el Kosmonaut, ambos de estilo neoyorquino, son agradables lugares de encuentro en el barrio.

Sam’s Chop House, The Britons Protection y Peveril of the Peak ofrecen la verdadera esencia de los pubs tradicionales y se puede degustar cerveza de producción local en el Marble Arch.

The Gay Village es una visita obligada en Manchester. Situada justo al sur de Chinatown, a lo largo de Canal Street y en los alrededores, la Village es tanto un centro de fiesta como un animado pedazo de historia social. Aquí encontrarás una combinación de bares, clubs, restaurantes y espacios verdes ubicados junto a un tramo largo del canal Rochdale, lo que convierte esta zona en un entorno ideal para disfrutar de comidas y bebidas al aire libre.

Si desea pasar una apasionante noche en la ciudad, el Deansgate Locks goza de una glamurosa ubicación junto al canal con elegantes coctelerías. Aunque para disfrutar de una vista simplemente asombrosa (que es completamente gratis), debería visitar el bar Cloud 23 en el piso 23 de la brillante torre de cristal Beetham Tower. Las mejores discotecas, como Bijou Club (frecuentada por futbolistas y famosos); Sankeys, el paraíso del house; y Sakura iluminada con luces de neón de última generación, le garantizan que podrá bailar toda la noche.

También merece la pena mencionar que Manchester es una de las ciudades que mejor acoge en el mundo a la comunidad homosexual, bisexual y transexual. Esto se debe, en gran medida, a su Gay Village situada alrededor de Canal Street. La zona tiene una larga historia de pubs de ambiente gay que se remonta a los años 40. Hoy en día, forma una titilante colección de animados bares, clubs y restaurantes.

¿Qué tal una noche con un sabor más histórico? Visite Shambles Square en pleno corazón de la ciudad. Este grupo de posadas de estilo Tudor con la estructura de madera y blanqueadas data del siglo XVI. El Old Wellington Inn y el Sinclair’s Oyster Bar son los lugares perfectos para saborear una pinta de tradicional cerveza ale.

Con varios restaurantes galardonados y una oferta de más de 30 tipos de cocina internacional para elegir, hay algo para todos los gustos. Podrás disfrutar de comidas excelentes en el Aumbry, The French o en el recién inaugurado Manchester House, en Spinningfields.

En 2012, el famoso chef Jamie Oliver inauguró el Jamie’s Italian, que proporcionaba otra dimensión a la oferta de comida italiana disponible en la ciudad, para acompañar a los ya existentes Cicchetti y San Carlo, restaurantes frecuentados por los famosos

El barrio de Chinatown ofrece cualquier cosa oriental y la ‘Curry Mile’ es una visita obligada para los amantes de las especias que busquen comida india. En el Albert Square Chop House se puede degustar la comida tradicional de pub y si lo que buscas es cocina española, en El Rincón podrás saborear las mejores tapas.

Y si adora los exóticos sabores de Chinatown, es probable que también le guste la famosa Milla del Curry de Manchester. A pesar de su nombre, esta calle, en realidad, solo se prolonga a lo largo de 800 m pero está flanqueada por algunos de los mejores restaurantes indios y casas de curry que pueda imaginar. Además, debido a la intensa competencia, la comida es de la más alta calidad sin importar el restaurante que elija.

Al igual que muchas otras ciudades del norte del Reino Unido, Manchester ofrece toda una gama de opciones para comer, desde las tiendas de comida para llevar y de comida rápida más baratas en Oxford Road, hasta las propuestas de gourmet de categoría de Ramsbottom en las afueras de la ciudad.

Si desea descubrir algunos de los manjares de la región durante su estancia en Manchester, debería probar el plato favorito local, el Lancashire Hotpot. Este delicioso estofado de cordero se cocina a fuego lento con zanahorias, cebollas y puerros en una salsa aromática y sabrosa, y luego se acompaña con rodajas de patatas con mantequilla. ¡Sin duda una comida rústica y sabrosa perfecta para degustar con una pinta de cerveza lager en Shambles Square!

Si te gusta disfrutar de un té por la tarde, entonces debes visitar Teacup, Sugar Junction y Richmond Tea Rooms.

El festival anual de Comida y Bebida de Manchester llega a la ciudad cada otoño y es un festival urbano de comida y bebida que se adueña de gran parte del centro de la ciudad y de los barrios circundantes de Greater Manchester. El programa incluye mercados de productos de alimentación, demostraciones culinarias de famosos, eventos y ofertas.

Manchester es un destino de moda por méritos propios y es ideal para ir de compras sin importar el presupuesto del que dispongas. Su tamaño compacto es perfecto para que los visitantes puedan recorrer las calles a pie o utilizar la red de autobuses gratuita de Metroshuttle que enlaza con todas las zonas comerciales.

Se pueden encontrar marcas de diseñadores en Exchange Square o New Cathedral Street, donde están dos de los grandes almacenes más lujosos del Reino Unido. Selfridges y Harvey Nichols ofrecen la novedosa experiencia de disponer de un personal shopper mientras que las marcas más lujosas como Emporio Armani, Mulberry, Flannels y Calvin Klein tienen tiendas en The Avenue, en Spinningfields. Los establecimientos de Vivien Westwood y DKNY se sitúan en King Street, junto a Cath Kidston, Jack Wills y Diesel. Y no olvides echar un vistazo a la variedad de productos ofrecidos a bordo del vuelo de Jet2.com con destino a Manchester, en el que encontrarás excelentes ofertas al comprar fragancias y productos de belleza mientras recorres el cielo.

Se puede ir de compras por las tiendas del centro de la ciudad, en Market Street y Manchester Arndale, que es un centro comercial con más de 240 tiendas. Manchester tiene dos centros comerciales más a las afueras de la ciudad, incluido el The Lowry Outlet y el intu Trafford Centre, uno de los centros comerciales más grandes de Europa, que también alberga el Legoland Discovery Centre y el Sea Life, una de las atracciones recientemente inauguradas de Manchester.

Si deseas una experiencia de compras alternativa, se pueden encontrar boutiques y tiendas independientes en el bohemio Northern Quarter, como Afflecks, Piccadilly Records, Rock Posters, la galería Richard Goodall y el Centro de Artesanía y Diseño de Manchester.

Empezando en el centro de la ciudad, Deansgate, Market Street, King Street y Oldham Street, todas estas zonas cuentan con importantes tiendas de moda y grandes almacenes entre los que se incluyen House of Fraser y Boots. En una pequeña calle lateral que sale de Deansgate, también descubrirá The Avenue, que es un destino de compras de categoría flanqueado por boutiques de diseñadores como Flannels, Mulberry y Armani. Como un punto más a favor, el Harvey Nichols también se encuentra en las proximidades.

El centro de la ciudad ofrece además una selección de grandes centros comerciales, incluyendo el centro comercial más grande del Reino Unido en el interior de una ciudad, The Manchester Arndale. Este edificio de los años 70 con enlaces que llevan a las enormes y brillantes tiendas Selfridges y Marks and Spencer ha experimentado una gran regeneración en los últimos años.

El Triangle Centre tiene un diseño un poco más moderno y, para tratarse de un centro comercial, incluye un sorprendente número de tiendas originales y auténticos restaurantes. Aunque, si desea contar con una mayor selección de tiendas extravagantes y creativas, debería visitar el Afflecks Palace en el Northern Quarter. Este centro comercial está formado por cinco plantas de un edificio victoriano de ladrillos rojos. Es el sitio ideal para buscar estilos alternativos de skaters, punks y góticos.

También merece la pena que visite el Trafford Centre en las afueras de la ciudad. Este centro comercial, el más grande en el Reino Unido, cuya construcción costó 600 millones de libras esterlinas en 1998, ha sido diseñado con un recargado estilo barroco de paredes de mármol y bordes dorados. Cuenta, además, con más de 250 tiendas para explorar. Incluso visitar la zona de restaurantes resulta ser una experiencia especial porque es la más grande de Europa con 60 restaurantes y capacidad para 1.600 personas.